Polanco

El pasado Lunes en la clase de Perspectiva Sociocutural del Aprendizaje, fuimos a recorrer las calles de Polanco con el fin de darnos cuenta cómo se pueden ver distintos aprendizajes en la vida cotidiana. Nos fuimos en el tren ligero, ahí fue donde la aventura empezó; ya que muchas de nosotras somos foráneas y nunca antes habíamos viajado en el tren de la ciudad, íbamos siguiendo los pasos de las que si lo habían hecho. Cuando nos subimos al tren nos dimos cuenta que habían filas de asientos de un mismo color, solo el de cada orilla era de diferente, nosotras sin saber que significaba se nos hizo fácil sentarnos y fue ahí cuando nos explicaron que esos asientos estaban solamente disponibles para personas discapacitadas, personas de la tercera edad y mujeres embarazadas.

Me llamo mucho la atención darme cuenta que las personas respetaban mucho esas indicaciones que estaban en el tren. También otra de ellas era que no debían de subir hasta que los demás bajaran.

Cuando bajábamos empezamos a recorrer las calles y tratamos de observar a las personas que pasaban, el ambiente, entre otras cosas más.  Me llamo mucho la atención ir viendo a la gente que caminaba muy tranquila por las calles, iban a los puestos de comida, paseaban con sus hijos, etc. Me sentí como en un contexto totalmente distinto al que estamos acostumbrados a estar cotidianamente.

Seguimos caminando y pasamos por un parque en el cual creo que me enfoque más y decidí observarlo con más detalles. Primero me toco observar un acto que me quedo mucho; el cual se trató de un niño que estaba jugando con sus amigos y estaba comiéndose unas Sabritas, cuando termino las aventó al piso; una señora que se encontraba en ese mismo parque solo descansando en una banca, se le acercó y le llamo la atención e hizo que fuera a tirarlas al bote de basura. Me dio mucho gusta haber visto ese acto, porque me di cuenta que todavía hay personas a las que les interesa mantener un mundo limpio.

También me llamo mucho la atención el observar la cantidad de perros callejeros, personas en camisa interior e incluso los puestos los cuales la mayoría era de comida chatarra, pero lo que si es que me di cuenta que existía mucha convivencia familiar y mucha paz.

Al finalizar este recorrido, considero que me quede muy impactada de las muchas cosas que observe y que son actos o ambientes a los  que no estamos muy acostumbrados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s